Deportes

Imprimir

El PSV y el F.C. Barcelona oficializaron el fichaje de Ibrahim Afellay por el equipo Blaugrana

Escrito por AS on .

El PSV y el F.C. Barcelona oficializaron el fichaje de Ibrahim Afellay por el equipo BlaugranaA los 24 años le llega a Ibrahim Afellay, holandés con sangre marroquí (Ciudad de Alhucemas y de habla Rifeña), la oportunidad de su vida . Y está preparado para ella, si atendemos a las sensaciones de su gran arranque de temporada en Holanda y sobre todo si nos guiamos por lo que dicen de él dos ilustres ex jugadores que, como en su caso, pasaron por el PSV y el Barcelona. "Es un gran fichaje, un gran centrocampista que encajará bien en el Barcelona porque tiene velocidad y visión de juego". El que habla es nada menos que Ronald Koeman, el holandés que dio al Barça su primera Copa de Europa. Cocu, otro 'orange' que dejó un gran recuerdo en el Camp Nou y que todavía es el extranejor con más partidos en Liga como azulgrana, se moja también por su compatriota: "Se adaptará. Es un gran pasador que utiliza bien los dos pies. Puede jugar en diferentes posiciones, de falso extremo y de interior por las dos bandas. También de '10' o de pivote... es muy polivalente y ofensivo y tiene un cambio de ritmo impresionante".

Cocu aseguró, con una sonrisa de complicidad que hablaba mucho con Pep Guardiola. Así que seguro al técnico no le faltan ni informes ni referencias. Y al propio Afellay le sobran buenos precedentes. Del PSV llegaron al Barcelona no sólo Koeman o Cocu, también Romario y Ronaldo, nada menos. El equipo holandés permite al jugador cumplir su sueño y dar el gran salto en su carrera, y se embolsa además un dinero que no existiría en junio, cuando Afellay cumple contrato en el que sería el cierre de su sexto año integrado en el primer equipo, donde ya es el jugador más importante, una absoluta realidad tras su eclosión en la temporada 2006/07, en la que fue determinante para que el PSV, con Koeman en el banquillo, se llevará el título en Holanda.

En esa temporada, con 21 años, dejó atrás problemas de lesiones y se afianzó como titular. Llegaron los goles y la llamada de Van Basten para la selección holandesa, con la que debutó en un partido de preparación para la Eurocopa 2008 ante Eslovenia. Un triunfo de la federación holandesa porque Afellay se planteó seriamente jugar con la selección de Marruecos. Nació en Utrecht pero sus padres son originarios del Magreb.

Con 30 internacionalidades a sus espaldas, hablar de Ibrahim Afellay es hacerlo de un jugador de enorme talento y capacidad ofensiva. De perfil diestro puede jugar también por la izquierda y actuar por lo tanto en las dos bandas como interior o falso extremo. Eso le convierte en un jugador que a priori puede encajar como un guante en el 4-3-3 de Pep Guardiola y convertirse en un relevo de garantías en diferentes posiciones del campo: tanto en las caldera de máquinas del centro del campo, donde puede dar minutos de relevo a Xavi o Iniesta, como en las posiciones de ataque en cualquiera de las dos bandas. Con capacidad de desborde, rapidez, elegancia, buen regate y disparo desde media distancia, ha progresado físicamente para adaptarse a las exigencias del fútbol de máximo nivel.

Así que el Barcelona se lleva a un jugador sumamente interesante, con los mejores años de su carrera por delante y por un precio absolutamente asequible por el fin de su contrato en junio. Un futbolista que parece encajar con el "ADN Barcelona" por estilo e imaginación en zona de tres cuartos. Su reto será adaptarse a una competición mucho más dura que la holandesa y ya en marcha, subirse a un tren que va a toda velocidad como es el del Barcelona y competir no sólo con algunos de los mejores centrocampistas del mundo (Xavi, Iniesta...) sino también con los nuevos talentos que llegan empujando desde La Masía: Thiago, Dos Santos o incluso Sergio Roberto, que ya tuvo ante el Murcia si primera ocasión con el primer equipo. En ataque competirá con Bojan para actuar como relevo de jugadores como Pedro o aparecer en el dibujo ofensivo del equipo si faltan Villa o Messi. Joven, polivalente, lleno de categoría e ilusión y a precio de 'ganga': Ibrahim Afellay parece un fichaje óptimo en el mercado invernal para un Barcelona de plantilla algo corta en su carrera por competir al máximo en todos los frentes.