Radio Alhoceima Alhucemas Amazigh Rif Maroc Morocco Maghreb Tamazgha

Tu Tienda Amiga - Tienda de decoración del hogar

Amazigh news noticias de Tamazgha

Imprimir

Varias fuentes del país vecino afirman y informan sobre las estafas en el sector aéreo a la comunidad marroquí en Cataluña y que adelanto Alhucemas.info la semana pasada.

Escrito por Administrator on .

1.500 marroquíes se quedan sin vuelo por la fuga del dueño de una aerolíneaUna agencia de viajes estafa a cientos de inmigrantes marroquíes 

Barcelona. (EFE).- Cientos de inmigrantes marroquíes que residen en Girona y Mallorca han sido objeto de una estafa al adquirir a la agencia Rifjet unos billetes para ir o volver de Nador (Marruecos) que nunca existieron, ya que el operador turístico ha desaparecido con su dinero sin pagar los chárter. 

El director de la Agencia Catalana de Consumo de la Generalitat, Jordi Anguera, ha explicado que, de momento, se han recibido 44 reclamaciones en Salt (Girona), donde la agencia abrió una oficina el pasado mes de abril, y le consta que en Mallorca las autoridades de consumo han recibido una treintena más de reclamaciones. Ha advertido, sin embargo, que los afectados son muchos más, ya que alguna reclamación hacía referencia a los billetes de hasta siete personas. Agentes de los Mossos d'Esquadra, que investigan la presunta estafa, y responsables de la Agencia Catalana de Consumo visitaron ayer mismo la oficina de Salt de Rifjet, donde encontraron a una persona que aseguraba ser un empleado y que confirmó que el dueño, Hakim Moullal, ha desaparecido con el dinero que cobró por los billetes.

Este empleado ha asegurado que Moullal se habría fugado a Alemania, dejando entre 30 y 40 vuelos con los asientos vendidos y sin posibilidad de que sean operados, y que los afectados podrían ser hasta 1.500.

El caso explotó el pasado 27 de junio, cuando debía partir hacia Nador el primero de los vuelos contratados por la delegación de Rifjet en Salt y decenas de marroquíes se encontraron con que no tenían billete. Desde ese día, no ha salido ninguno de los otros vuelos de Rifjet, previstos para el 2, 3 y 4 de julio, y previsiblemente tampoco lo hará ninguno de los comprometidos para el 10, 11, 18, 24, 25 y 31 de julio, así como los del mes de agosto y los dos de septiembre.

Los afectados han pagado por los billetes un precio que, según Jordi Anguera, es el de mercado, por lo que cree que el "gancho" de la agencia Rifjet no era éste sino la proximidad que ofrecía al nutrido colectivo de inmigrantes marroquíes de Girona. La compañía, con sede en Marbella, había operado vuelos sin problemas desde el pasado mes de marzo y fue en abril cuando amplió su actividad al abrir la oficina de Salt.

El director de la Agencia Catalana de Consumo advierte que el número de afectados puede incrementarse en los próximos días conforme se acerque la fecha prevista para los vuelos supuestamente contratados y aconseja a las víctimas de la estafa que se dirijan a los Mossos d'Esquadra.

 

Fuente:lavanguardia.es

 


1.500 marroquíes se quedan sin vuelo por la fuga del dueño de una aerolínea 

Fuente: Elpais.es

 

A El Morabiti el Houcein se le acumula la faena. Una veintena de personas hacen guardia ante de la oficina de la compañía Rifjet, que dirige en Salt (Gironès). La empresa opera vuelos a Nador desde Barcelona, Palma de Mallorca y Girona. Pero desde el 27 de junio no ha salido un solo avión, a pesar de tener los billetes vendidos. La versión de El Morabiti es que el dueño de Rifjet, Hakim Moullal, se ha fugado a Alemania y ha dejado entre 30 y 40 vuelos con asientos vendidos sin posibilidad de operarlos y una deuda de más de 100.000 euros. Unos 1.500 pasajeros, la mayoría marroquíes, se han quedado en tierra, calcula El Morabiti. Muchos van cada día a su oficina para reclamarle el dinero y él dice que no tiene con qué pagar. Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación.

 La burbuja explotó el 27 de junio, cuando 300 personas en los aeropuertos de Barcelona, Girona y Palma de Mallorca se encontraron con su vuelo a Marruecos cancelado. El dueño de Rifjet se había marchado sin pagar los aviones charter que tenían que volar a Nador, según consta en la denuncia que El Morabiti puso ante la policía autonómica ese mismo día. Desde entonces, ningún otro vuelo de Rifjet ha salido y otros muchos pasajeros se han quedado con el billete pagado y sin poder salir.

 Es el caso de la familia de Mohamed. "¡El dinero lo he dejado aquí! ¿Dónde está?", grita exasperado en los bajos que hacen las veces de oficina de la compañía en Salt. Hace unas semanas, Mohammed compró a El Morabiti tres billetes de Nador a Girona para su mujer y sus dos hijos, que se mudan definitivamente con él a España. El sábado 4 de julio fue al aeropuerto de Girona a recogerlos. Pero el vuelo no existía. "Al final tuvieron que venir en barco hasta Almería y yo fui allí a recogerles en coche", explica. Pagó 630 euros por los tres pasajes, en metálico, "pero al final el viaje me ha salido por más de 1.000", se lamenta, y le reclama el dinero a Morabiti.

 "Pero yo no tengo con qué pagar", insiste el directivo, que asegura que él sólo es un empleado de Rifjet. La compañía, con sede en Málaga, trabaja en España desde marzo y ha operado unos 20 vuelos Barcelona-Nador sin problemas. En abril, con el fichaje de El Morabiti, abrieron la sede en Salt y ampliaron la oferta, añadiendo los destinos de Girona y Palma de Mallorca. Tenían que empezar el 27 de junio. "Pero Hakim Malloul se fugó con el dinero", asegura El Morabiti.

 Lo habitual era que 48 horas antes de cada viaje Hakim abonara los 56.000 euros que costaba alquilar un avión. Pero nadie pagó esa cantidad para el vuelo del 27 de junio. En su lugar, El Morabiti recibió una carta de Hakim desde Alemania. "Me decía que estaba en bancarrota y que se desentendía de la empresa", asegura. Este periódico ha tratado de ponerse en contacto, sin éxito, con el dueño de Rifjet. Desde las doce de la mañana del lunes hasta ayer las 15.30 horas dos mossos d'esquadra estuvieron interrogando a El Morabiti en la sede de la compañía. "Son muchísimos afectados, todavía no hemos tenido tiempo de contarlos", dijo uno de ellos. La Agencia Catalana de Consumo ha tomado cartas en el asunto. Un inspector interrogó a El Morabiti en las dependencias de Rifjet. "Estamos buscando la mejor manera para que los usuarios puedan recibir su dinero", aseguró. 

El director general de Consumo del Govern Balear, Diego González, afirma que han recibido 30 reclamaciones respecto a vuelos no existentes a Nador. "Son personas en situación de desplazados, en situación muy vulnerable", dijo. El Consell ha puesto en marcha una investigación de los servicios de Consumo, que analizarán ahora si ha habido incumplimiento de contrato por parte de la empresa o se trata de un delito de estafa. En tal caso será el departamento de delitos económicos de la Policía Nacional quien se asuma el caso. Un empleado de AENA del aeropuerto de Girona asegura que la compañía tenía permiso para operar vuelos a Nador durante la campaña de verano (del 17 de julio al 23 de octubre), aunque el portavoz de AENA, dice que el organismo público no tiene constancia de las operaciones.

 Ninguna de las personas que se reunieron ayer delante de las oficinas de Rifjet en Salt pudo enseñar factura alguna de la compra del billete. Su única prueba era un papel, con el logo de Rifjet, en el que se especificaba la fecha de salida y de vuelta del vuelo. Los billetes de la compañía se han vendido en la oficina de Rifjet en Nador, en su sede en Salt, a través Internet (www.rifjet.com, que ya no funciona) y a través de agencias de viajes. "No sabemos quién nos va a devolver el dinero", lamentaba ayer Muthapha Boubes. La estampida de Hakim le ha fastidiado las vacaciones de verano a su padre, a su madre y a su hija. Les esperaban dos meses relajados en Nador.

 La ida la tenían el 27 de junio; la vuelta, el 26 de agosto. En total, 650 euros. "Mi padre está muy mayor ya, no puede viajar en coche o en autobús, así que a él al final le he tenido que comprar un billete de avión desde Barcelona", se quejaba el hombre ayer, delante de la oficina de Salt. Ayer aguantó estoicamente las tres horas de interrogatorios de los Mossos para hablar con Morabiti. Pero de poco sirvió, se fue de vacío, como todos los presentes. En un momento de la tarde, los agentes de la policía autonómica tuvieron incluso que intervenir para evitar que las cosas fueran a más. 

A pesar de todo Morabiti piensa seguir abriendo las puertas de Rifjet y hablando con la gente cada día, aunque dice que no puede hacer nada. "Es una pena", lamentaba ayer. Está seguro de que el negocio hubiera podido salir delante de no ser de la mala cabeza del dueño. Hakim Malloul compró la empresa Rifjet a Carlos Barbón en noviembre del año pasado. "Ofrezco sociedades inactivas para personas que necesitan una empresa urgentemente", explicó ayer Barbón. Luego, cuando Hakim puso en marcha la compañía, Barbón ejerció de contable. Coincide con Morabiti en que la compañía tenía buenas perspectivas de futuro, "pero las cosas empezaron a ir bien, a Hakim se le subió a la cabeza y al final se fue todo al traste", resumió.

 


 

Estafa en el sector aéreo

 Fuente: preferente.com

 

Palma. 08/07/09.- La aerolínea marroquí Rifjet que conectaba Nador con Barcelona, Girona y Palma, ha dejado tirados a unos 1.500 marroquíes, desde que el pasado 27 de junio dejara de viajar tras la fuga de su dueño, Hakim Moullal, a Alemania, dejando entre 30 y 40 vuelos con asientos vendidos sin la posibilidad de operarlos y una deuda de más de 100.000 euros. Coincidiendo con la información publicada en El País, la burbuja explotó el 27 de junio, cuando 300 personas en los aeropuertos de Barcelona, Girona y Palma de Mallorca se encontraron con su vuelo a Marruecos cancelado.

 El dueño de Rifjet se había marchado sin pagar los aviones charter que tenían que volar a Nador, según consta en la denuncia que El Morabiti, el director de la aerolínea, puso ante la policía autonómica ese mismo día. Desde entonces, ningún otro vuelo de Rifjet ha salido y otros muchos pasajeros se han quedado con el billete pagado y sin poder salir. Ahora, los pasajeros que han quedado en tierra reclaman el dinero a El Morabiti. “Pero yo no tengo con qué pagar”, insiste el directivo, que asegura que él sólo es un empleado de Rifjet. La compañía, con sede en Málaga, trabaja en España desde marzo y ha operado unos 20 vuelos Barcelona-Nador sin problemas. En abril, con el fichaje de El Morabiti, abrieron la sede en Salt y ampliaron la oferta, añadiendo los destinos de Girona y Palma de Mallorca.

Tenían que empezar el 27 de junio. “Pero Hakim Malloul se fugó con el dinero”, asegura El Morabiti. Lo habitual era que 48 horas antes de cada viaje Hakim abonara los 56.000 euros que costaba alquilar un avión. Pero nadie pagó esa cantidad para el vuelo del 27 de junio. En su lugar, El Morabiti recibió una carta de Hakim desde Alemania. “Me decía que estaba en bancarrota y que se desentendía de la empresa”, asegura. La Agencia Catalana de Consumo ha tomado cartas en el asunto. Un inspector interrogó a El Morabiti en las dependencias de Rifjet. “Estamos buscando la mejor manera para que los usuarios puedan recibir su dinero”, aseguró.

El director general de Consumo del Gobierno balear, Diego González, afirma que han recibido 30 reclamaciones respecto a vuelos no existentes a Nador. “Son personas en situación de desplazados, en situación muy vulnerable”, dijo. Un empleado de AENA del aeropuerto de Girona asegura que la compañía tenía permiso para operar vuelos a Nador durante la campaña de verano (del 17 de julio al 23 de octubre), aunque añade que el organismo público no tiene constancia de las operaciones. Ninguna de las personas reunidas ayer delante de las oficinas de Rifjet en Salt pudo enseñar factura alguna del billete.

 Su única prueba era un papel, con el logo de Rifjet, en el que se especifica la fecha de salida y de vuelta. Los billetes se han vendido en la oficina de Rifjet en Nador, en su sede en Salt y a través de Internet (www.rifjet.com, que ya no funciona) o de agencias de viajes. A pesar de todo, El Morabiti piensa seguir abriendo las puertas de Rifjet y hablando con la gente, aunque dice que no puede hacer nada. “Es una pena”, dice. Está seguro de que el negocio hubiera salido delante de no ser por la mala cabeza del dueño. Hakim Malloul compró la empresa Rifjet a Carlos Barbón en noviembre del año pasado.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar