Radio Alhoceima Alhucemas Amazigh Rif Maroc Morocco Maghreb Tamazgha

Amazigh news noticias de Tamazgha

Imprimir

Marruecos y Argelia se enfrentan

Escrito por Administrator on .

CMA, Congreso mundial AmazighLa rivalidad argelina y marroquí divide a los bereberes

El movimiento político bereber, que se congrega en el Congreso Mundial Amazigue, se divide a pocas semanas de realizar su 5º congreso por no ponerse de acuerdo en la ubicación del acto. Un sector pretende realizarlo en Marruecos y otro en Argelia.

El movimiento político que reúne a la etnia bereber se encuentra al borde de la escisión, al no ponerse de acuerdo entre dos facciones en la ubicación donde realizar su 5º Congreso Mundial Amazigue. El sector argelino pretende hacerlo en la ciudad marroquí de Meknés, mientras el sector rifeño y bereber marroquí insiste en la ciudad de Tizi Uzu, en Argelia, tal como estaba decidido en un principio. Cada facción acusa a la contraria de ser manipulada por los regímenes de Argelia y Marruecos respectivamente.

El desencuentro sucede a pocas semanas de su 5º congreso. La etnia bereber aglutina ciudadanos procedentes de Argelia, Marruecos, Libia, Túnez, Mali, Niger y las Islas Canarias.

El argelino Belkacem Lunes, presidente actual del CMA, afirma que "la opción de Meknés – la ciudad marroquí en la que se podría realizar la reunión -, se ha hecho democráticamente conforme a los Estatutos ", a lo que responde el marroquí Rachid Raha diciendo que "en esos Estatutos se especifica que hay que hacerlo con un año de antelación", y que, además, "es el Consejo Federal el que decide el lugar de la asamblea".

El presidente Lunes teme que "la grave situación de seguridad en Argelia impida la realización del congreso" y confiesa que "el único país magrebí que da garantías para hacerlo es Marruecos"; mientras que el vicepresidente Raha desconfía del Majzén palaciego" que ya ha conseguido introducir una asociación de su obediencia, Tuiza, como parte del comité de organización.

Las precauciones de los cabileños a reunirse en Tizi Uzu, se justifican no sólo porque las Autoridades argelinas no han respondido a su solicitud hecha en agosto de 2007 del permiso administrativo obligatorio para conseguir una sala de reunión, sino porque, estando en vigor el Estado de emergencia en Argelia, en cualquier momento pueden prohibir una reunión "susceptible de alterar el orden público". El hecho de que a pesar de haberse terminado la instrucción del proceso contra el presunto asesino del poeta cabil Matub Lunés desde hace siete años, y que el juicio no se haya celebrado, da peso a los temores de los beréberes cabiles. El régimen de Abdelaziz Buteflika no quiere dar pretexto a una movilización masiva de ciudadanos.

La tensión subyacente en la Cabilia argelina, donde han aumentado las patrullas del Ejército y la Gendarmería, se debe al incremento espectacular de los ataques armados contra instalaciones de seguridad (comisarías y cuarteles) y al número creciente de jóvenes deshauciados socialmente que nutren los comandos del Grupo Salafista de Predicación y Combate, convertidos hoy en Al Qaeda del Magreb Islámico. Belkacem Lunes declara que "el golpe nos puede llegar de cualquier parte y en cualquier momento".

La tendencia rifeña encabezada por Rachid Raha, quiere presidamente mostrar su solidaridad "con el pueblo y los cabiles argelinos" y acudir a Tizi Uzu para hacer frente a "la barbarie islamista y la omnipresencia militar".

En cuanto a la pretensión de realizar el Congreso en la "ciudad imperial de Meknés", Rachid Raha recuerda que el Congreso amazigue ha hecho público un informe sobre las violaciones de los derechos humanos de los ciudadanos beréberes por parte del Estado marroquí, como la prohibición del Partido Democrático Amazigue, los procesos políticos de estudiantes de Meknés, Uarzazate y Agadir, y la represión a las manifestaciones populares en diversos lugares de Marruecos. Pliego de protestas que ha sido trasmitido al Parlamento español, que recibió una delegación amazigue, y al Parlamento europeo en Bruselas.

La solución "salomónica" a la división interna en el movimiento beréber, podría consistir en recurrir a una tradicional costumbre de las tribus beréberes de Africa del Norte, llamada tawala, que regula la alternancia en la gestión del poder entre países y regiones, lo que daría como resultado, por ejemplo, que en un futuro cercano los bereberes norteafricanos tuvieran un presidente canario.

Fuente: Pedro Canales. Rabat. (elimparcial.es)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar